3 pasos fáciles para hacer etiquetas para cerveza

Si estas incursionando en el mundo de la creación de cerveza, seguramente ya habrás enfrentado los desafíos que ocurren una vez que los productos se envían al mercado.

Entre otras cosas, necesitas hacer que las etiquetas para cerveza se destacan para conseguir entrar en el radar del consumidor.

Sin embargo, las sombras de los grandes competidores de marca hacen que sea extremadamente difícil para las nuevas cervecerías y bodegas locales prosperar.

Y te estarás preguntando ¿Cómo lo hicieron? ¿Cómo estas empresas permanecer en la cima?

Las respuestas están en el paquete de marca.

Con marcas bien conocidas, es fácil para los consumidores entrar en una tienda y sacar un producto de los estantes. La familiaridad, los años de experiencia y la fiabilidad de una marca hacen de estas decisiones el ni siquiera “pensar” para tomar la decisión.

Pero todo el mundo tiene que empezar en alguna parte, ¿verdad?

¿Qué puedes hacer para que tus cervezas se destaquen? Ten presente que estas grandes empresas no salieron de la nada.

Todo comenzó con una idea y un plan. Después de determinar los fundamentos, hay algunas cosas adicionales que necesitas para hacer que las etiquetas para cerveza se destaquen y dar a tu marca ese empuje extra. Veamos:

1. Todo está en el embalaje

Los seres humanos somos seres visuales, por lo que las primeras impresiones importan. Especialmente cuando se apunta a compradores por primera vez que pasan por los pasillos de una tienda de licores.

De hecho, el cerebro humano procesa imágenes 60.000 veces más rápido que el texto y el 90% de la información transmitida al cerebro es visual.

Dado que los consumidores sólo pueden ver los productos a medida que navegan, lo que encuentran estéticamente agradable hace toda la diferencia.

Por lo que el paquete debe decir a los consumidores tanto como sea posible sobre la cerveza, de la ocasión, al perfil del gusto y la marca de fábrica.

Aquí el consejo es el diseñar bien tu etiqueta de producto y diséñala para que sea fácilmente reconocida.

Puede ser tan simple como tu esquema de color y la fuente, la imagen que te califica o el logotipo, etc. Sea lo que sea, tiene que ser único para ti. Invertir en un talentoso artista o diseñador gráfico siempre ayuda.

Después de todo, el logotipo de tu marca es sin duda la parte más importante de tu producto.

Echa un vistazo a algunos ejemplos de etiquetas de cerveza de marca que entienden la importancia de la marca.

2. El tema de estar en los estantes

Una vez que hayas creado con éxito tu etiqueta con tu marca, es hora de empezar a etiquetar tus latas y botellas.

La impresión subcontratada puede resultar costosa pero en muchos casos vale la pena la inversión si no cuentas con el equipo necesario.

Recordemos que la cerveza se llega a mostrar en los congeladores o en refrigeradores de las tiendas por lo que se necesitan etiquetas que soporten temperaturas bajas.

Después de todo, no parecería muy profesional tener unas etiquetas que se arruguen ante la condensación o que pierden la adherencia y se caen al tacto.

Por otro lado, es importante producir etiquetas claras, vívidas, de calidad fotográfica para atraer la atención de los consumidores y hacer que tus etiquetas para cerveza se destaquen.

3. Consigue posicionar tu marca

Es la hora. Has hecho una marca sólida para sí mismo con el envase (y el producto) para demostrarlo.

Invertir en ferias comerciales, degustaciones en tiendas de licores locales y publicidad (impresa o en video), es el siguiente paso para conseguir que tu marca sea reconocida. Cuanta más gente vea tu producto, más natural será el memorizarlo.

Al promover tu marca, estás mostrando a los consumidores que eres real; que tienes una historia y un sabor único en tu producto. Al invertir en estas promociones, estás construyendo la confianza de tu marca.

Estos tres pasos cambiarán la forma en que percibirán tu marca, una marca que poco a poco se irá posicionando en la mente de tus clientes.¡Buena suerte!